El sueño es la única función que los humanos no pueden prescindir para mantenerse saludables. 

A la mayoría de las personas les preocupa el total de horas de sueño que duermen cada noche, pero es posible que no se den cuenta de que la calidad del sueño es tan importante como la duración del sueño.

¿Qué son los problemas del sueño?

Algunos de los problemas de sueño más comunes incluyen:

Respirar por la boca en lugar de por la nariz puede causar una variedad de problemas de salud bucal. 

Debido a que sus dientes están expuestos al aire en lugar de a la saliva durante toda la noche, tiene un riesgo mucho mayor de desarrollar caries porque las bacterias no se eliminan de la boca.

El tejido blando de la boca está seco, lo que puede provocar encías rojas e inflamadas e incluso encías sangrantes. El mal aliento crónico es otro síntoma de la respiración por la boca.

Las dificultades para dormir pueden ocurrir porque es posible que la respiración bucal no entregue suficiente oxígeno a los pulmones durante la noche, lo que hace que se despierte con regularidad.

Bruxismo del sueño (rechinar los dientes)

Si aprieta o rechina los dientes mientras duerme, es más probable que sufra un trastorno del sueño. También conocido como rechinar de dientes nocturno, el bruxismo es un problema común que puede ser causado por el estrés, los ronquidos, la fatiga, la apnea del sueño, así como el alcohol, la cafeína y el tabaquismo.

El bruxismo crónico puede causar daños en los dientes, dolor de mandíbula, dolores de cabeza y dolores de oído.

TMD

Trastorno de la articulación temporomandibular (TMD): la articulación que le permite comer y hablar y conecta la mandíbula con el cráneo. Los síntomas del trastorno incluyen dolor en la parte delantera de la oreja, mandíbula bloqueada, chasquidos al abrir la boca o masticar alimentos y dolor en la mandíbula.

Los efectos sobre la salud del mal sueño

La falta de sueño puede afectar la salud general, la calidad de vida, el estado de ánimo y el rendimiento de una persona en el trabajo o la escuela.

En los niños, la falta de sueño puede resultar en un mal comportamiento y en el trabajo escolar, lo que puede llevar a un diagnóstico incorrecto de dificultades de aprendizaje y afecciones relacionadas con el comportamiento, como el TDAH y el autismo.

Los estudios también han demostrado que la falta de sueño puede provocar problemas de salud crónicos como enfermedades cardíacas, cáncer, obesidad, presión arterial alta, diabetes y accidentes cerebrovasculares.

Cómo la cirugía puede mejorar el sueño

A menudo, se necesita un equipo clínico interdisciplinario para controlar los trastornos del sueño relacionados con la salud bucal. Es posible que un cirujano deba trabajar junto con un dentista u ortodoncista para tratar el problema.

La mayoría de las cirugías relacionadas con el sueño están relacionadas con el tratamiento de la apnea del sueño. Sin embargo, la cirugía puede mejorar otros trastornos del sueño.

Cirugía para respirar por la boca

Una persona puede respirar por la boca debido a una obstrucción. Puede ser una obstrucción nasal o de garganta. Las amígdalas agrandadas pueden ser una razón para no respirar por la nariz y, una vez que se las extrae, la respiración por la boca se detiene. La cirugía puede mejorar una discapacidad congénita, como un tabique desviado.

Cirugía para el bruxismo del sueño

La cirugía que trata la apnea del sueño puede curar el bruxismo.

Cirugía para el trastorno de la articulación temporomandibular (TMD)

Es raro que el tratamiento de la ATM incluya cirugía, pero algunos casos extremos pueden requerir una intervención quirúrgica.

Cómo la ortodoncia puede mejorar el sueño

Algunos tratamientos de ortodoncia pueden mejorar significativamente los problemas del sueño. La investigación y la práctica en esta área aún están surgiendo, pero muestran un potencial real.

Respiración por la boca: los niños, en particular, pueden respirar por la boca en lugar de por la nariz porque no pueden cerrar los labios por completo debido a la posición de la mandíbula, una mordida suelta o dientes que sobresalen. 

El tratamiento de ortodoncia puede garantizar que la boca de un niño se cierre naturalmente por la noche para que pueda respirar por la nariz.

La ortodoncia, como los brackets, también puede tratar los signos de la respiración por la boca, como la sobremordida y la sonrisa gingival.

Bruxismo del sueño: el uso de un retenedor o protector durante la noche puede proteger los dientes de daños mientras rechina por la noche. La corrección de una mordida puede proteger los dientes del desgaste excesivo que el bruxismo puede provocar en los dientes.

Trastorno de la articulación temporomandibular (TMD): una mordida desigual puede ser la causa de TMD, por lo que el tratamiento de ortodoncia para reparar la mordida podría ver mejoras en la articulación.

Rechinar y apretar los dientes también puede causar TMD, por lo que un protector bucal usado por la noche puede mejorar el bruxismo y TMD. Los ejercicios de fortalecimiento de la mandíbula también mejoran la condición.

Si tiene problemas para dormir, programe una cita con un profesional del sueño que pueda diagnosticar el tipo y la causa de sus problemas para dormir. Ellos pueden aconsejarle si su problema se puede solucionar con un tratamiento de ortodoncia.

Para más información sobre nuestros servicios de ortodoncia, haz clic en el siguiente enlace para comunicarte con nuestra asesora.